Publicidad

CrA�ditos a largo plazo para estudios universitarios

El auge de las universidades privadas espaA�olas a lo largo de las dos A?ltimas dA�cadas no se entenderA�a sin el extraordinario ciclo de expansiA?n econA?mica que,A�haceA�alrededor de dos aA�osA�que ha finalizado y, muy particularmente, sin la generalizaciA?n de los crA�ditos para financiar estudios universitarios y de postgrado. Con el tipo de interA�s por debajo del 3% y con los bancos y cajas de ahorroA�A?vidos de colocar su gran volumen de liquidez, no es extraA�o que algunas instituciones, en un pasado no muy lejano, tuvieran entre sus prioridades captar estudiantes universitarios y postuniversitarios incorporados recientemente al mercado laboral. Se trata de una poblaciA?n necesitada de apoyo crediticio para fines muy diversos, entre ellos, el de cubrir todos los desembolsos que requiere la realizaciA?n de una carrera universitaria o un programa de postgrado.

MatrA�cula, material didA?ctico, libros, manutenciA?n, alojamiento y tantos otros gastos hacen muchas veces imprescindible recurrir a una entidad bancaria o caja de ahorro. Dada la fuerte demanda y las particulares circunstancias de este colectivo, numerosas entidades de crA�dito espaA�olas han venido desarrollando en todo este tiempo productos especA�ficos con unas caracterA�sticas propias. Algunas, como las cajas de ahorro, lo hacen porque, precisamente, estA? entre sus fines fundacionales la prestaciA?n de servicios no lucrativos en beneficio de la sociedad; otras, como los bancos, por reportarle interesantes beneficios colaterales, como es el hecho de captar nuevos clientes o la posibilidad de condicionar la concesiA?n de estos prA�stamos preferentes a la contrataciA?n de servicios concretos de la entidad.

Por una parte, su duraciA?n es mucho mayor que, por ejemplo, un crA�dito al consumo. AdemA?s, incluye perA�odo de carencia en intereses y principal, con la idea de que el estudiante no tenga que pagar nada mientras duren sus estudios. Su tipo de interA�s tambiA�n es mA?s rebajado, por lo general entre un 0,25 y 1% sobre el Euribor.

En cuanto a la cantidad mA?xima a prestar o a�?principala��, acorde con los precios de la matrA�cula y gastos de alojamiento y manutenciA?n, A�sta fluctA?a entre los 10.000 y 40.000 euros anuales. Normalmente la realizaciA?n de estudios de postgrado conlleva un mayor desembolso anual, aunque A�ste, lA?gicamente, serA? sA?lo de uno o dos aA�os. Luego, a efectos de devoluciA?n, se establece un plazo mucho mA?s largo que el de un prA�stamo o crA�dito convencional, por encima de los 5 aA�os y a veces hasta 10 aA�os. TambiA�n tratan algunas entidades de reducir gastos asociados a la gestiA?n del crA�dito, especialmente las comisiones de apertura, amortizaciA?n y cancelaciA?n. Algunas entidades han optado por eliminarlas.

PrA?cticamente todos los grandes bancos y cajas de ahorro espaA�oles ofrecen productos financieros diseA�ados ex profeso para cubrir estudios universitarios y de postgrado. Entre ellos, tenemos ejemplos muy demandados entre el colectivo de estudiantes como el PrA�stamo MA?ster o el CrA�dito Estudios MuA�vete de Bancaja, el competitivo PrA�stamo MA?ster Blue Joven, el SupercrA�dito Postgrado del Banco de Santander, el CrA�dito MaA�ana de Caja Duero, el CrA�dito Estudios de Banco Sabadell-AtlA?ntico, el CrediEstudios Posgrado de La Caixa o el PrA�stamo MA?ster 30 de Caixa Galicia.

Cambio de escenario

Pero el Euribor ha entrado en una vertiginosa escalada inimaginable hace dos aA�os y, lo que es peor, el sector financiero internacional se ha contagiado de la crisis de hipotA�cas a�?subprimea�� o a�?basuraa�� iniciada en EEUU aunque muy pronto convertida en fenA?meno global con consecuencias particularmente nefastas sobre los productos crediticios. La falta de liquidez y la creciente cartera de impagados son los dos pilares de la actual crisis crediticia y razA?n de que los bancos se hayan vuelto sumamente cautos a la hora prestar su dinero. Y, por supuesto, los estudiantes universitarios tambiA�n han entrado en esta particular lista negra debido a su limitada capacidad de pago. Ya sea para realizar estudios de grado, de postgrado o MBA en una universidad o escuela de negocios, en las condiciones actuales de mercado es francamente difA�cil conseguir un crA�dito sin aportar avales y pruebas inequA�vocas de solvencia.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>