Las Cuentas de Ahorro para niños son un buen regalo si se administran bien.

| March 6, 2012 | 0 Comentarios

Las cuentas bancarias para menores no son un juego de niños
■El Defensor del Menor madrileño recomienda regalar una cuenta para educar a los niños
■Los bancos ofrecen videojuegos, cromos de futbolistas o vajillas al abrir una cuenta
■En Argentina se debate permitir libretas para menores de 18 años e impulsar así el ahorro infantil.

Una cartilla de este tipo no supone una amenaza para la economía familiar y no suelen ser interesantes ni por rentabilidad ni por fiscalidad, según la Organización de Consumidores y Usuarios. Sin embargo, su mal uso puede derivar en que los niños “presuman de dinero” y sus compañeros “les envidien”, advierte el Defensor del Menor.

La idea es que los padres supervisen las cuentas de sus hijos y les limiten su dinero a cantidades muy bajas, como 50 euros, por ejemplo. Una vez abierta la cartilla, el objetivo es que los menores aprendan a guardar “poco a poco” algo de dinero para que en el futuro puedan comprarse aquel pequeño capricho que no podían permitirse en un primer momento.

Desde otra perspectiva, la intención de los bancos es, “fidelizar clientes”. Al escaso coste que representan para los hogares estas cuentas se suma que la apertura de la mayoría de ellas viene acompañada por una promoción destinada a los más pequeños, como cromos de futbolistas, reproductores de música o videojuegos. El banco consigue así que sus nuevos clientes abran su primera cartilla, porque luego a todos nos da pena cerrar la cuenta de toda la vida.

No obstante, las entidades inciden en el potencial educador de estas cuentas. Su propósito es “fomentar el ahorro de los más pequeños”, explican fuentes del Banesto, razón que comparten otros bancos como el Santander y el Sabadell.

Si sirve de ejemplo, el Banco Central argentino estudia recuperar la vieja libreta postal de los niños para impulsar el ahorro infantil. La Ley del país impide la creación de cuentas bancarias para los menores de 18 años, pero el Congreso debate cambiar esta norma. De concretarse esta medida, los chavales argentinos retomarían la libreta aunque cambiarían las estampillas por fondos y una tarjeta de débito.

Escasa rentabilidad y comisiones ‘cero’
El perfil medio de estos productos bancarios es su “rentabilidad pobre“, la ausencia de comisiones y que su limitación de edad abarca desde los recién nacidos a los mayores de edad “entrados en la veintena”. Esta última limitación suele extenderse hasta los 25 ó 26 años.

Estas cuentas tienen una importante aceptación entre los usuarios, a tenor de los datos recogidos por distintas entidades. Por ejemplo, la libreta solidaria para menores Banesto Pro Unicef ronda las 25.000 cuentas abiertas desde su lanzamiento en mayo de este año, mientras que el Banco Sabadell contó con 42.500 nuevos clientes entre enero y agosto de sus productos BS Junior y BS Click OK.

No obstante, la asociación de consumidores recomienda varias alternativas a las cuentas de ahorro infantiles porque “la mayoría no permiten domiciliar pagos, no ofrecen una remuneración interesante y el tratamiento fiscal de sus rendimientos no es muy interesante (con retenciones de hasta el 15%)”.

Una opción mejor, según OCU, son los seguros de ahorro. Éstos consisten en aportaciones periódicas que al cumplir un plazo dan al que los suscribe un capital fijado más una parte de los beneficios generados. Lo interesante de su régimen fiscal es que se le puede aplicar en su declaración una reducción del 75% a la hora de retirar el capital si se hace pasados cinco años desde el pago de sus primas correspondientes. Además, para sacar un mejor provecho, el menor debería ser el tomador del seguro (siempre autorizado por sus padres).

Chabales tirando de tarjeta

Las entidades suelen ofrecer con la apertura de una cuenta destinada a menores la obtención y renovación de una tarjeta de débito gratis (el mantenimiento sí es cobrado). El Defensor del Menor considera esto un contrasentido porque incita al gasto, y parte de razón no le falta ya que éste es el método más fácil y cómodo para sacar dinero de su cartilla.

No obstante, los bancos no ofrecen tarjetas de crédito a los menores de 18 años porque éstos no tienen capacidad para poder firmar ningún tipo de contrato, y por tanto carecen de responsabilidad para endeudarse. El Santander ofrece por ejemplo la tarjeta ‘Mastercard 20′ a los mayores de edad que poseen alguna cuenta del ‘Movimiento Coca Cola’, pero los menores quedan excluidos de la oferta.

Para que un menor de edad pueda utilizar una tarjeta de crédito sus padres tendrán que aportar los fondos de su propia cuenta, con el peligro que ello entraña, y hacer titular adicional de la tarjeta al chaval, eximiéndoles de cualquier compromiso.

Por otra parte, si el chaval que tiene una cuenta joven es mayor de 18 años (adulto) y quiere tener una tarjeta de crédito pero el banco no se la concede, el padre puede ser consignatario para responder por él en caso de problemas.

De cualquier manera, el Defensor del Menor aconseja que a la hora de abrir una cuenta o dar una tarjeta a cualquier chaval se evalúe más allá de la edad la actitud de éste, su madurez financiera y su control al gastar dinero.

Algunas promociones para jóvenes
Estas son algunas de las ofertas que hacen las entidades para atraer a sus potenciales clientes. Existen muchas más, pero aquí hay algunos ejemplos:

BBVA. Dispone de las promociones ‘Blue’ (0 a 29 años) y ‘Miniblue’ (Menores de 14 años). La primera tiene ofertas de música, conciertos, fútbol o cine, entre otras, mientras que la segunda ofrecía en su momento a los niños reproductores MP3 o el videojuego ‘Nintendogs’. Además, también dispone de una cuenta de ahorro infantil “para regalarle a papa aquella máquina con la que tanto ha soñado”.
Banco Santander. El ‘Movimiento Coca Cola’ agrupa distintas promociones para menores de 26 años. Su ‘Superlibreta 20′, como la mayoría de cuentas de otros bancos, “está libre de comisiones de administración y mantenimiento”, y están acompañadas con una tarjeta de débito gratis para los mayores de 14 años. Por otra parte, esta entidad dispone de la ‘Cuenta Joven Accionista’, exenta de comisiones, en la que desde un recién nacido a un hombre de 25 años recibe cada trimestre los dividendos generados por las acciones del banco y la liquidación de sus intereses.
Ibercaja. El titular de la ‘Cuenta Joven Ibercaja Directo’ debe tener entre 14 y 25 años. Admite domiciliaciones y no tiene comisiones de mantenimiento.
Caja Madrid. ‘Mi cuenta y Yo’ va destinada a los niños de menos de seis años. Una vez los cumplan, esta se convierte en ‘Cuentas tú’, que conserva su número de cuenta e incluye junto con la ausencia de comisiones habitual un seguro de estudios gratuito para aquellos chavales que tenga 450 euros en la cartilla. Una vez cumplidos los 18 años, esta se convierte en la ‘CMcool’ -es decir, la ‘Cuenta Joven’ de siempre-.
La Caixa. Esta caja de ahorros ofrece todo tipo de servicios. Para los recién nacidos guarda la ‘ libreta de ahorro infantil’, con la cual regala una vajilla, y la ‘Libreta Futuro Asegurado’ para menores de 18 meses, en la que al contratar un seguro va incluida la mascota Salvi. La entidad también regala una radio con las cuentas infantiles ‘Betizu Izar Libreta’, y su producto ‘LKXA’ va más orientado a jóvenes que pueden disfrutar de promociones como descuentos y financiaciones sin intereses.
Banesto. La ‘Cuenta infantil Banesto Pro Unicef’ es otro tipo de promoción. El banco dona a la organización la misma cantidad que los niños perciben de intereses para proyectos en Ecuador. Además, la entidad regala 20 euros por cada cuenta abierta con más de 100 euros que se mantenga con este saldo mínimo durante seis meses.
Banco Sabadell. Su libreta ‘BS Junior’ se caracteriza por su liquidación anual y su ausencia de comisiones de administración y mantenimiento.

Tags: , ,

Categoría: Caja de ahorros

Deja un comentario


Logo FinancialRed