Los pronósticos del IPC para el año 2012

| November 15, 2011 | 0 Comentarios

Es conocido por la opinión popular que en su feroz  intento por calmar a los mercados y salvar al euro, la autoridad monetaria,  el Banco Central Europeo se lanzó a  la compra de deuda española e italiana. Independientemente del efecto sedante y de limitada duración de la decisión tomada (las caídas aparecieron el mismo día en que se puso en marcha la medida), lo cierto es que esta compra de deuda podría tener un efecto nocivo sobre la inflación y que tal efecto era conocido por la propias autoridades monetarias.

La propia prensa establece claramente que la compra de deuda española por parte del BCE dispara las expectativas de inflación 2012 y que, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, se da comienzo a  una etapa de monetización de deuda que desembocará en presiones inflacionistas. La razón fundamental es la inflación es la forma más sencilla de reducir el precio de la deuda pero también una de las más preocupantes sin ningún lugar a dudas al respecto.

Idealmente y siendo muy optimistas, estas presiones inflacionistas servirían para aliviar la crisis de la deuda hasta que se avizoraran  los primeros síntomas de recuperación de la economía en su conjunto. De esta manera y como fórmula para controlar de nuevo la inflación, se podría realizar una nueva subida de tipos de interés por parte del BCE, que  ahora vuelve a estar en vilo tras los últimos sucesos acontecidos.

Sin embargo, entendemos que aún no es momento de cambiar las previsiones de IPC. La salida adoptada por la autoridad monetaria europea para tratar de frenar la acometida de los inversores a la deuda española e italiana, y que disparó todos las alarmas la semana pasada en Europa, se entiende que no constituye la mejor solución posible considerando que la adquisición de títulos de ambos países por el BCE inicia una fase de monetización de la deuda que finalizará, como se ha producido en otras ocasiones precedentes, en un proceso inflacionario indudablemente.

Una vez originado el proceso inflacionario, el riesgo es que el BCE, en este caso, encuentre, como se dio durante la crisis de deuda latinoamericana de los años ochenta, que la inflación es una manera de reducir el precio de la deuda y se acomode a esta situación.

Para corregirlo habrá que ir quizás hacia una subida del tipo de cambio. ¿Se habrá situado Europa para entonces en una senda de recuperación consistente?

Por otro lado, son muchos los que  dirán que  por fin llega el último mes del año pero ¿Cómo cerrará su evolución el IPC 2012? ¿Cuál será el dato del IPC Diciembre 2012? No es novedoso que Diciembre es tomado como, un mes inflacionario.

Esto lo ayudan las clásicas fiestas de Navidad y fin de año, son momentos de mayor consumo y los precios aprovechan a subir, y si nos remontamos al IPC de Diciembre 2011 y el IPC Diciembre 2010 podremos compararlo.

Si bien estas subidas en la tasa interanual no llegan a representar fuertes subidas. Si hay que tomar en cuenta que los alimentos y bebidas no alcohólicas ayudan a la inflación además del ocio, cultura, tabaco y bebidas alcohólicas.

Categoría: Uncategorized

Deja un comentario


Logo FinancialRed